Empresas proveedoras y contratistas de Pemex requirieron a la petrolera el pago de adeudos retrasados que podrían alcanzar los 36 mil millones de pesos acumulados desde 2019 por la prestación de distintos bienes y servicios.

A través de oficios, algunas de las compañías afectadas requirieron a Pemex Exploración y Producción (PEP) que cubra los adeudos debido a que la falta de pago podría poner en riesgo su estabilidad financiera y su capacidad para poder seguir prestando sus servicios.

Pero estiman que los adeudos a proveedores en todo el País podrían superar los 36 mil millones de pesos.

Según un reporte interno de Pemex, los pagos más altos que están pendientes son para Typhoon Offshore; Tubos de Acero de México (TAMSA); Halliburton y Baker Hughes de México.