La diputada federal Nancy Claudia Reséndiz Hernández presentó una iniciativa que reforma el Código Penal Federal para considerar como discriminación y, en su caso, violencia en el trabajo, aquellos actos delictivos que se cometan contra los trabajadores de la salud.

Tras las recientes agresiones contra personal médico, la legisladora planteó sancionar aquellos actos delictivos que se cometan contra médicos, enfermeros, enfermeras, paramédicos, técnicos, administrativos, personal de limpieza y todo aquel que presta su servicio en el ramo de la salud pública o privada.

“Se aplicará sanción de uno a tres años de prisión o de 150 a 300 días de trabajo a favor de la comunidad y hasta 200 días de multa al responsable de una lesión cometida a un profesional de la salud o sanitario relacionado con el ejercicio de su labor, se le aumentará la sanción hasta el doble de la que corresponda por la lesión causada”, precisó en un comunicado.

La iniciativa de la legisladora de Encuentro Social pretende garantizar el cuidado y la protección de todo el personal dedicado al ramo de la salud, así como a organizaciones de auxilio o emergencia y el patrimonio propio de las instalaciones públicas o privadas que prestan servicio para la salud.