Miguel Ángel López Farías

Parece que “sacaron boleto” los de la Auditoría Superior de la Federación al meterse con el amo de la verdad. La Auditoría presenta el informe general de la cuenta pública 2019 y realiza observaciones por probables irregularidades por 67 mil 498 millones de pesos.

Eso sí, el presidente, manifiesta que “tiene otros datos” y conmina a la ASF a que corrija su error, pero la verdad que se asoma es que el gobierno de la 4T está saqueando al país, que nos están saliendo peores que los cuatreros de Peña Nieto, y en el pináculo del cinismo tenemos a una mayoría de Morena en la Cámara de Diputados en el más vergonzoso silencio.

Lo repetiremos una vez más, la 4T ha llevado de la mano a México a uno de los desastres más profundos que se tenga memoria. Para muestra basta leer la investigación del reportero Saúl Hernández del Sol de México y enterarnos que hasta los muertos reciben becas.

La Secretaría del Trabajo sigue lanzando apoyos a los “ninis” sin constatar que efectivamente los reciban, eso sí, el magno proyecto de “jóvenes construyendo el futuro” repartió 57 millones de pesos a personas que estaban fallecidas, a los populares “Servidores de la Nación” (los mismos de las vacunas), a empleados de gobierno, amigos de la iniciativa privada y hasta estudiantes, cuando ellos no son el objetivo de estos recursos.

El área que encabeza Luisa María Alcalde arroja estas irregularidades que demuestran un daño a la hacienda pública (a la cartera de los contribuyentes) y que sencillamente no son explicados.

La opacidad apesta, sea el aeropuerto de Santa Lucia, sea con la compra de quimios para niños con cáncer y que en el hospital infantil no fueron aplicadas, así como el pago de horas extras que no han sido registradas en dicho nosocomio.

Dos Bocas y el Tren Maya como puntales de la deshonestidad de una administración que hace agua por todos lados, el mandatario ha insistido por décadas que su probidad resiste cualquier auscultación.

La palabra del eterno candidato ha sido que los corruptos son otros y le ha funcionado, pues de ahí se han derivado campañas tan pegajosas como aquella del PRIAN, la mafia del poder, el “yo no soy como los otros”, “soy una ave que no se mancha el plumaje” y muchas perlas más, y claro que le han funcionado pues los compradores de los productos milagro le han creído tales mantras, solo que en esta aduana, la de la ASF las cosas cambian y revelan una sola cosa: ni poseen integridad y mucho menos son la salvación de México.

La ASF va recibir todo tipo de misiles de color Morena, deberá resistir y de ser así, el año próximo, en la cuenta 2021 conoceremos el tamaño de robo que se está presentando con las vacunas.

La ASF muestra una nueva camada de políticos millonarios, borrachos de poder, mucho más dañinos que cualquier otro gobierno de excesos y basta asomarse al desastre que hoy muestra un país llamado México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here