Miguel Ángel López Farías

Podría asegurar que todos, pero todos hemos adquirido algún producto en el comercio ambulante, hasta el hombre más rico ha comprado chicles o una paleta a un vendedor en vía pública. Vayamos llamando las cosas por su nombre, la actividad comercial en vía publica es una de las carreteras más transitadas, necesaria para despresurizar la falta de empleo y de oportunidades, ellos activan la otra rueda que permite hacer funcional las reglas de oferta y demanda para un mercado que necesita productos económicos y a la mano, y que por otro lado mueve a que miles de familias no se pasen a las filas de los criminales pues encuentran en sus puestos la manera de llevar comida a sus hogares.

Revise su casa o auto y encontrará un CD pirata y ello no lo hace parte de alguna cadena delictiva, solo es parte de la realidad. Ni este ni los gobiernos anteriores fueron capaces de generar fuentes de empleo suficientes y con salarios dignos, el ambulantaje es la respuesta al fracaso de los que son gobierno, los de hoy y los de antes.

Así que cuando una administración como la de la ciudad de México recurre a la fuerza pública para borrarlos sin que se abran los canales al dialogo, solo asistimos a la ruindad de esos políticos que hoy corretean vendedores pero que en épocas electorales los usan para engordar las urnas. Y cierto, existen muestras de abusos por parte de los vagoneros en el metro, los cuales operan como verdaderos gánsteres, pero que son producto de esas mismas autoridades que los ordeñan llevándose a la bolsa millones de pesos al mes

¿O que cree usted? ¿Que en la dirección del metro no saben de las ganancias millonarias que producen los vagoneros? Una rayita más al tigre de esta 4T chilanga, la cual se está mostrando más aborazada que las anteriores. Y ojo, los ambulantes que poco a poco se organizan y muestran más músculo están ganando la batalla moral frente al gobierno de la Ciudad, pues mientras en ayuntamiento les avientan a la fuerza pública, los habitantes están tomando nota de lo que el tropezado gobierno hace. 

Y viene lo peor, pues ante la recesión económica y lo errático de las finanzas serán más los que vayan engrosando las filas de la enorme actividad del comercio ambulante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here