A pesar de la tragedia de Tlahuelilpan, donde la explosión en una toma clandestina del ducto Tuxpan-Tula provocó la muerte de 137 personas, los piquetes en esta tubería continuaron durante 2019.

En enero de ese año, las autoridades federales reportaron a Pemex 17 tomas clandestinas en Tlahuelilpan, Hidalgo, una de las cuales se incendió y causó el accidente el 18 de enero.

En febrero, aumentaron a 20 y en marzo a 40, el punto más alto de perforaciones durante el año.

El reporte arroja 161 tomas clandestinas reportadas entre enero y septiembre por Seguridad Física de Pemex.

El dato contrasta con los piquetes registrados en el mismo periodo del 2018, con apenas 14 incidentes, esto es un incremento de mil 50 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here