LONDRES, Inglaterra.-Los ataques contra los perros y los caballos de la policía se convirtieron hoy en un delito penal en Reino Unido luego de que la reina Isabel dio el consentimiento real para una nueva ley.

La nueva ley fue inspirada en un serio ataque contra un perro policía llamado Finn que fue apuñalado y herido de gravedad cuando intentaba atrapar a un sujeto en Hertfordshire.

Finn y su adiestrador, el policía Dave Wardell, fueron apuñalados cuando intentaban atrapar a un hombre sospechoso de robar a punta de pistola al chofer de un taxi. Wardell dijo que Finn le salvó la vida.

Finn, un perro pastor alemán, fue apuñalado en el pecho y la cabeza, pero no soltó al sospechoso hasta que llegaron los refuerzos. Inicialmente se pensó que las heridas del perro eran tan severas que no sobreviviría, pero Finn se recuperó y volvió al servicio activo 11 semanas más tarde.

Los veterinarios tardaron cuatro horas horas operando al perro porque el cuchillo le perforó un pulmón y estuvo a pocos centímetros de su corazón.

El llamado para crear la llamada Ley de Finn comenzó debido a que el sospechoso, un adolescente armado con un cuchillo de cazador de 30 centímetros, enfrentó un cargo de daño corporal contra Wardell, pero sólo pudo ser acusado de un delito menor de daños penales por las lesiones de Finn.

Wardell inició una campaña para enmendar la Ley de Bienestar Animal para convertir en un delito penal específico los daños o ataques a los animales de servicio como los perros o los caballos de la policía.

Wardell recibió ayuda del político de Hertfordshire, Sir Oliver Heald, quien recibió autorización para presentar la nueva iniciativa en la Cámara de los Comunes.

Wardell dijo estar muy contento por el hecho de que Finn pasará a la historia y agregó que “es un gran legado por el trabajo que de verdad le encantaba realizar cada día de su carrera”

La nueva legislación obtuvo el apoyo de los políticos en ambas cámaras del Parlamento antes de ser convertida en ley por la reina Isabel, muy conocida en el país por su amor por los perros y por ser una jinete de toda la vida.

“Este ha sido un viaje sorprendente y una campaña muy positiva de la cual formar parte. Todo esto positivo salió de un evento negativo”, dijo Wardell.

Finn se jubiló de sus actividades en la policía y vive como mascota de la familia Wardell.

Xinhua

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here