José Luis Benavides / @Benavideslaw

GENTE NORMAL el pasado primero de julio fue un aniversario más del triunfo de la autollamada Cuarta Transformación, mismo triunfo que ante la mediocridad de los candidatos de oposición, pues era lógico que la actual jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum -con minúsculas- lograra una holgada victoria con más de dos puntos cinco millones de votos y una diferencia de un millón de votos sobre su más cercana perseguidora Alejandra Barrales, de muy triste memoria.

Sin embargo, y más allá de la evidente victoria de Sheinbaum me resulta simpático el desborde de servilismo de sus colaboradores, ya que veo en las redes a los que yo llamo: “los cuida chambas de Claudia” quienes son perfiles muy pero muy menores del servicio público, exportados -muchos y muchas- de otros partidos políticos y además, son unos parásitos sociales, ya que nunca han generado un centavo para la iniciativa privada, pero eso sí, se dicen “progresistas” los pobres muertos de hambre; ¡Lo que hay que ver, me cae!

Pero bueno, hoy no vamos a hablar de la fauna genuflexa que rodea a la aspiracionista jefa de Gobierno, sino del cuestionable “éxito” de su gestión:

  1. La Línea 12 del Metro, su falta de mantenimiento y su encubrimiento e impunidad sobre la actuación de su muy íntima “amiga” Florencia Serranía.
  • El atentado a su secretario de Seguridad Pública Omar García Harfuch, que casi le cuesta la vida, pero que irónicamente lo hizo nacer como un candidato competitivo a suceder a su jefa, la Jew de Tlalpan.
  • Su Desplome Electoral en el 2021, mismo que la oposición no ha logrado consolidar, pero que la tiene con medio pie fuera de la CDMX.
  • El golpeteo abierto con la alcaldesa de Cuauhtémoc Sandra Cuevas, quien no podemos negar es un vulgar chivo en cristalería, pero que ha logrado dar la nota hasta el punto de que algunas perritas del equipo de Sheinbaum han salido a defender a quien les paga su sueldito, ya que, y cuando se acabe esto terminarán vendiendo Fuller o Tupperware de casa en casa.
  • Las filtraciones en contra del Canciller Marcelo Ebrard para intentar debilitarlo frente a la opinión pública y seguir siendo la gran favorita del vetusto gran elector tabasqueño.
  • El odio y repudio en contra del Senador Ricardo Monreal quien en el 2021 le demostró que aún y sin ser chilango sabe operar territorialmente, cosa que la no ortodoxa Hija de Moshé no le perdona ni le perdonará.
  • La muy triste historia de tener que aceptar una imposición desde Palacio Nacional de alguien como Martí Batres quien es impresentable desde cualquier ángulo que lo veamos, pero como ella es extremadamente incompetente electoralmente hablando y su gente más, pues necesita “operadores” que le hagan la chamba, ya que eso de la empatía y el carisma no es lo suyo, a pesar de que haya algunas de sus serviles que le digan “jefaza”.

Finalmente, estos son solo unos cuantos puntos de los errores recurrentes de la jefa de Gobierno, lo único malo es que como la oposición no tiene a nadie que le compita, entonces la Presidencia del 2024 quedará entre ella, Ebrard y Monreal.

Al tiempo.

PARA EL COLOFÓN: La entrevista del pasado sábado del Senador Miguel Ángel Osorio Chong solo confirma lo que dije aquí hace una semana, él ya se destapó, pero el problema es que nadie lo pela.

Las opiniones son a título personal y no necesariamente representan las posturas de las personas públicas o privadas que represento.

No dejen de escucharme en @UrbeDeHierro todos los #Lunes de 4 a 5 de la tarde para platicar de #Negocios & #Política con @MiguelLoFarias y @AlejandroCama50 por https://abcradio.com.mx

Si tienen alguna duda no dejen de mandarme sus comentarios y con gusto se los responderé.

¡Hasta la próxima y síganme en mis Redes Sociales! https://linktr.ee/benavides.lawyer