Palabras Más / Ya nadie cree en los partidos…

0
70

El océano es más antiguo que las montañas

y está cargado con los recuerdos

y los sueños del tiempo.

Howard Phillips Lovecraft

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector muchas gracias por su compañía. La credibilidad de los partidos políticos está por los suelos, poca gente quiere acercarse o que se le relacione con ellos y las nuevas generaciones –salvo que tengan una tradición arraigada–, no quieren insertarse en la vida de estos institutos que se quedaron anquilosados y en otros casos verdaderamente obsoletos, eso sí representan un gasto constante para la sociedad.

¿Si hemos llegado al agotamiento del sistema partidista, entonces para dónde vamos?

La respuesta no es fácil y seguramente debería preocupar a varios, principalmente a las cúpulas, sobre todo si sus intenciones son servir a México, aunque sabemos que esas quedan en segundo lugar, ellos van por seguir viviendo del presupuesto, conquistar una chamba, no hay forma de negarlo, la historia reciente eso nos dice.

Un ejemplo de la debacle es el PRI, un mero cascarón de la gran maquinaria que fue, López Obrador se convirtió en una aplanadora en el 2018 que le alcanzó para aniquilar las posibilidades de conservar una mayoría en el congreso, todavía según ellos no comprenden que les pasó, no entienden el daño que les hizo ese grupo llamado el “nuevo PRI”, sinónimo de corrupción y por eso no quieren afiliarse a ese partido, a eso hay que restar las desbandadas constantes.

Según los datos del INE, el PAN, PRI, PT, Morena y Movimiento Ciudadano, decrecieron en sus niveles de afiliación, únicamente el Partido Verde es el que logró crecer. Inclusive hay quien tiene problemas para conservar el registro.

Esto toma gran importancia porque el año 2020 es la antesala de las elecciones intermedias y si los partidos políticos no logran encantar a las nuevas generaciones y convencerlas de incorporarse a la vida partidista, no habrá posibilidad de hacerle sombra a los morenos, con todo y sus disputas internas les alcanza para conservar la mayoría en el Congreso y frenar la posibilidad de que exista una verdadera oposición en el Legislativo para la segunda mitad del sexenio de la 4T.

No es una tarea fácil, porque a eso hay que sumar la propuesta de Andrés Manuel López Obrador, para reducir los recursos que le son entregados a esos institutos para sus actividades y también las campañas. La elección 2024 podría ser enfrentada bajo nuevas reglas que sin duda beneficiarían al partido hegemónico, nada que los anteriores gobiernos no hayan hecho, así que es el último llamado para varios partidos para que se pongan a trabajar en un cambio de rumbo, eso sí un cambio de nombre y logotipo no les alcanza.

Quizá estamos viendo el fin del sistema partidista del que se han beneficiado unos cuantos, que les ha cerrado el paso a muchos que merecían trabajar por México y que dejó en segundo plano a quienes los eligen.   

Entre Palabras

Dice el presidente López Obrador, que el abasto de medicamentos está garantizado en los diferentes hospitales del país y aseveró que los fármacos se han comprado. Pero los papas de niños con cáncer y de trasplantados tienen otros datos.

¿Quién miente señor presidente?

Sígueme en la cuenta de correo suartu@gmail.com y en Instagram en @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here