Fue por un minuto que lo vi,

pero el pelo se puso sobre mi cabeza como las púas.

Señor, si ese era mi maestro,

¿Por qué había una máscara sobre su rostro?

Robert Louis Stevenson

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

El sexenio de López Obrador ya cruzó la mitad y a pesar de que la oposición conformada en una alianza le arrebató nueve alcaldías de la Ciudad de México, PRI, PAN y PRD siguen sin saber que les pasó, no han podido levantarse del efecto que los dejó fuera de combate en el 2018, bien se los dijo el presidente que estaban “moralmente derrotados”, en los comicios de este año, es muy probable que Morena gane las seis gubernaturas que estarán en juego, que los tricolores entreguen estados que son sus últimos bastiones.

Para decirlo de una vez, en eso de las salpicadas del fango de la corrupción ninguno, verdaderamente ninguno puede ser superior moral, menos los morenos, aunque ellos tienen el poder y desde ahí lanzan la narrativa oficial de que están acabando con la corrupción, claro que saltan los nombres de Pío y “Martinazo” López Obrador, de José Ramón López Beltrán, Felipa Obrador, Irma Eréndira Sandoval, los Bartlett y una larga lista que pone en jaque a los superiores morales de la 4T.

En su obsesivo regreso al pasado el Pejelagarto nos recuerda que la corrupción  de los tricolores fue insultante, claro que en esta administración “la mafia del poder” es intocable por aquel pacto de impunidad que a Peña Nieto no se toca, pero la marca del PRI es sinónimo de corrupción y todos los caminos llevan a quien fue el presidente, ahí está Emilio Lozoya y los sobornos, Luis Videgaray, el finado Gerardo Ruiz Esparza, los Duarte y los desvíos de recursos, las casas, los excesos que terminaron por colmar a la ciudadanía y le abrió la puerta a la 4T.

También está el villano favorito de Andrés Manuel, Felipe Calderón y su administración donde se desató la violencia, la frivolidad y también la corrupción, ahí quedan los contratos que se otorgaron en Pemex al fallecido Juan Camilo Mouriño, los nexos de Genaro García Luna con el narcotráfico, la guardería ABC y los parientes de Margarita Zavala, las llamadas de “Cocoa” Calderón con el líder criminal conocido como “La Tuta”, el encubrimiento de los hijos de Martha Sahagún que hicieron y deshicieron en el sexenio de Vicente Fox.

El panorama es incierto, ninguno ha estado a la altura de las circunstancias y la probabilidad nos dice que el partido del presidente, para finales de este año, puede gobernar 23 entidades de las 32, con miras a ganar otro tanto el año que viene, para ello busca subir sus bonos en popularidad en la Revocación de Mandato, López Obrador va a ser factor por la buena o por la mala, va a seguir pegándole al INE, los comicios que no ganen en las urnas las van a judicializar como en Campeche, con Layda Sansores, Michoacán con Alfredo Ramírez Bedolla, Indira Vizcaino en Colima y Rubén Rocha en Sinaloa.

Como la corrupción salpica a todos, pues va a ir por los gobernadores salientes y los que estén por terminar el encargo, van usar a la UIF y a la FGR para apretarlos como ya lo hicieron, claro que no es gratuito e insisto esos no son unas blancas palomas, por eso mejor prefieren ir como embajadores a pisar la cárcel, ejemplos hay varios a los que López les perdonó sus pecados.

En ese tenor, toma relevancia la detención de Jaime Rodríguez “El Bronco”, aunque llegó como independiente a la gubernatura de Nuevo León, sirve para ejemplificar y reforzar la estrategia de quienes fueron más corruptos, si estos o aquellos. Ayer estuvo de visita en Palacio Nacional el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, el asunto hablar del asesinato de periodistas, pero se puede inferir que el tema también fue el ex gobernador Silvano Aureoles Conejo y el desfalco que habría cometido por 50 mil millones de pesos, otro episodio que ni pintado para la campaña. En eso de la corrupción, todos se mancharon el plumaje… Pero mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

Por la confrontación entre el senador Ricardo Monreal y el gobernador Cuitláhuac García, diputados de Veracruz pedirán expulsar al zacatecano de Morena. Así como están las cosas hasta le hacen un favor.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.