Al parecer, la dignidad de la vida humana

no estaba prevista en el plan de globalización.

Ernesto Sábato

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. En la vida como en la política todo cambia de un momento a otro, los que parece que eran los encumbrados, los que deslinan soberbia pierden su capital político de facto, eso les pasó a varios de los más cercanos del presidente Andrés Manuel López Obrador con el caso del colapso de un tramo de la Línea 12, esa que anunciaron como una obra magna del sexenio de Felipe Calderón y de Marcelo Ebrard.

Con los lamentables hechos se movieron las piezas del ajedrez político, al canciller se le aparecieron sus fantasmas que lo perseguirán por siempre, por ejemplo, el empantanamiento de la construcción de la Línea Dorada, el encarecimiento de su construcción y como no rindieron cuentas, ese hecho fue el punto de ruptura con su predecesor Miguel Ángel Mancera quien no se atrevió a ir contra quien lo colocó en el cargo. Ebrard se autoexilió en Francia por varios años, desde allá despachaba hasta que el olvido y el poder de Mancera apaciguaron la tempestad.

El otro estigma de Ebrard se dio en 2004, cuando el jefe de Gobierno era Andrés Manuel López Obrador y el otrora canciller, secretario de Seguridad Pública de la capital, en Tláhuac se dio el linchamiento de tres policías de la AFI. Ebrard Casaubón justificó la tardanza de los elementos de seguridad a la zona argumentando distancia y dificultad para reunir a un contingente suficientemente numeroso que pudiera contener a los cerca de dos mil vecinos de San Juan Ixtayopan que participaron en el hecho violento. Vicente Fox no tardó para despedir al funcionario que luego rescató López Obrador.

Pero no es el único, a la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum seguramente se cimbró con todo, pues le han recordado la corrupción que permitió la construcción irregular en el Colegio Rébsamen, donde en el sismo del 19 de septiembre del 2017, fallecieron 19 niños y 7 adultos, tampoco pasó nada a pesar de que ella era la jefa delegacional que dio los permisos, la protegieron y premiaron con la candidatura para ser la mandamás en la ciudad.

Así que estos dos que son los más avanzados y en los que pudiera estar el candidato para el 2024 hoy están cuestionados por sus tropiezos, por la poca transparencia y las responsabilidades que han podido sortear. El presidente sabe que esta es la coyuntura, cruel y dolorosa por el hecho, que podría bajarle los decibeles a Morena en la próxima elección, así como ellos han politizado el uso de las vacunas contra en Covid-19, la oposición les va a dar con todo, más si hay protección y no deslinde de responsabilidades ni renuncias como la de Florencia Serranía.

Ahí queda la actuación de Mario Delgado, él manejaba los dineros en el sexenio de Marcelo y sabe cómo estuvo el manejo, luego Mancera que como ya dije no se atrevió a llevar a Ebrard ante la autoridad. Pero hay más funcionarios que salen manchados del plumaje como Alfonso Suárez del Real y hasta Vidal Llerenas. Ya sabemos cómo son esas investigaciones que pretenden llegar hasta el fondo, caiga quien caiga… También de qué lado batea la justicia de la 4T, pero sus fantasmas están ahí.

Entre Palabras

A propósito de magnas obras, la de Dos Bocas se disparará el costo y se tardará para ponerse en operación, hasta después del 2024.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here