Todo fracaso es condimento

que da sabor al éxito.

Truman Capote 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. En Palacio Nacional se terminó la paciencia y habrá tolerancia cero, pero no crea usted que para terminar con la corrupción o para resolver los problemas del país, ni para conseguir medicamentos, no, se trata de soltar las riendas por completo a los caballos que buscan la ansiada candidatura presidencial y que no tengan fallo alguno, el poder se tiene que quedar en Morena para las elecciones estatales del siguiente año, luego en el 2023 la del Estado de México y terminar con la sucesión presidencial del 2024.

Los números que trae en diferentes encuestas le dan la razón y la oposición debería estar planeando como arrebatar espacios, pero realmente su preocupación es no hacer el ridículo, ya lo dijo Marko Cortés, líder del blanquiazul, así como están las cosas solo podrían ganar una gubernatura la de Aguascalientes, claro que esas declaraciones agudizaron las guerras intestinas para bajarlo de la presidencia, siguen metidos en esa derrota electoral que les cantó López Obrador en el 2018.

En la casa de enfrente, Alejandro Moreno, sigue pensando que toma las decisiones dentro del partido, cree que con negar el permiso para que ex gobernadores tricolores salten a las filas de la diplomacia de la 4T basta para poner orden, pero su realidad es que dentro del PRI están esperando un nuevo tropiezo que se puede dar en el 2022 y en ese momento pedirle la dirigencia que tendría que entregar, una calca de lo que le sucedió a Manlio Fabio Beltrones.

Es decir, López Obrador está moviendo sus piezas en lo que sabe hacer, la campaña política que de eso ha vivido más de 20 años, olvídese usted de la administración pública de eso no sabe o no quiere. Así el caso de Emilio Lozoya da un giro “inesperado” y se queda en la cárcel, sino porque le conviene al régimen de la 4T, hay que recordar una y otra vez la corrupción del pasado y no la del presente, los sátrapas de la banda de Peña Nieto y el quebranto, decir hasta el cansancio que Carlos Salinas es el padre de la desigualdad social moderna aunque en este sexenio se registre el crecimiento de la pobreza en 10.8 millones de personas, total para eso hay programas sociales, dice el presidente que un pobre nunca había visto tanto dinero.

Si las cosas se complican en lo electoral, les queda Luis Videgaray y hasta Miguel Ángel Osorio Chong que goza de fuero como senador de la República y tendrá información privilegiada por haber sido secretario de Gobernación, pero sobre todo les queda Enrique Peña Nieto para llevarlo a juicio, o por lo menos hacer alharaca y que parezca que verdaderamente son justicieros, veremos si López Obrador rompe el pacto de impunidad, aunque eso será soltar la posibilidad de que se de información que tumbe a varios de los cercanos del Pejelagarto.

Así Claudia Sheinbaum anda de gira con su mentor quien se ha vuelto su promotor, Marcelo Ebrard se placea a nivel internacional en el G20 y Ricardo Monreal desde su trinchera defiende quedarse en Morena, aunque los empujones cada día se ponen mejor, así vamos en eso de buscar la candidatura. No tenemos presidente, hay jefe de campaña… pero mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

«No es falso, pero no es verdadero» la mejor definición de la 4T, gracias García Vilchis.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.