La amistad es el amor,

 pero sin sus alas.

George Gordon Byron

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estamos próximos a comenzar el quinto año de gobierno de López Obrador y quedó más que claro que no asumirá ninguna de sus responsabilidades como jefe del Ejecutivo, sus acciones se quedaron cortas y junto con Vicente Fox Quesada es una gran decepción, vivirán de lo que pudieron hacer y la historia se lo va a recriminar, por eso declaró el tabasqueño que va a seguir culpando a los gobiernos anteriores, en algún momento tendrá una pincelada de realidad y verá que no es por mucho el país que imaginó.

Seguramente tendrá algún logro pírrico que sucumbe ante los 131 mil 866 muertos provocados por la violencia, los 329 mil 103 de la pandemia, el 3.2% de desempleo y la pérdida de la confianza para los inversionistas que no se atreven a soltar los dineros y que incluso 15 empresas han solicitado sus desliste de la Bolsa Mexicana de Valores de las cuales seis de ellas ya no cotizan y el resto iniciaron el proceso como grupo Sanborns, además otras empresas ya analizan cancelar el registro de sus acciones.

La inflación del 8.15% que le pega todos los días a la macroeconomía, pero sobre todo a las finanzas de bolsillo para comprar los alimentos básicos, la merma del poder adquisitivo se reciente mientras en Palacio Nacional se desgañita el hijo de Macuspana en que solo trae 200 pesos en la bolsa, con eso no podría mantener a su esposa e hijo quien luce prendas de más de cien mil pesos, viaja a Europa y visita parques de diversiones, el hijo de un trabajador promedio no puede darse la mitad de esos gustos.

En 2011 en una entrevista con Salvador Camarena para W Radio, Enrique Peña Nieto se aventó una frase que lo retrataba de cuerpo entero y su lejanía con la cotidianidad de los ciudadanos, sobre el precio de la tortilla dijo “no soy la señora de la casa”, las redes sociales ardieron y los partidos contrarios se dieron vuelo con su ignorancia. Con la realidad que vivimos en el alza de precios esa frase bien la puede decir López Obrador, y no porque no conozca que en algunos lugares anda en 32 pesotes, sino por la indolencia y lejanía a pesar de sus programas sociales.

Pero no solamente se trata del costo de la base alimenticia de los mexicanos como es el maíz y sus derivados, con la inestabilidad de los precios en los energéticos, que dijo López que no se incrementarían, todo se encarece. Otro ejemplo de la crisis y la falla de la 4T es el famoso gas Bienestar que resultó una vacilada para quienes compran cilindros pues solo hay un descuento de unos cuantos pesos, por lo que a las amas de casa les da igual con que distribuidor adquirirlo o van a las gaseras a recargar solo un poco.

Claro que los jilguerillos del régimen todo le pasan al dueño de su conciencia y encuentran consuelo con aquello de que en Estados Unidos la inflación es más alta con 8.5%, y la gasolina llega a 5.32 dólares, se vanaglorian con aquello de las remesas y sus cifras históricas de 22 mil 412 millones de billetes verdes, aunque en otro tiempo López y los suyos criticaban que eran mexicanos que los gobiernos del PRI y del PAN les habían negado la posibilidad de una vida mejor y se fueron a buscar el sueño americano.

Y para los próximos meses no pinta mejor el panorama para el país, los dueños de los dineros privados prefieren reservar sus inversiones para cuando López Obrador y su fobia por empresarios se vaya para su rancho, pero mientras los empleos que existen no son bien pagados, así que en ese rubro tampoco hay nada que celebrar para el presidente que insiste en medir la felicidad de la gente, el que pide que tengan un solo par de zapatos y llama despectivamente “aspiracionistas” a quien legítimamente tenga sueños, metas y objetivos.

Reitero que es una lástima que López Obrador, el que presume que mejor conoce los 2 mil 471 municipios que conforman México, esté aislado, en una burbuja y desconozca la realidad de quienes juró proteger, peor aún que lo sepa y se haga… Pero mejor ahí la dejamos.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.