No nos damos cuenta de la prodigiosa diversidad

de juegos de lenguaje cotidianos porque el revestimiento

exterior de nuestro lenguaje hace que parezca todo igual.

Ludwig Wittgenstein

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. El desabasto de medicamentos es un tema verdaderamente grave, han pasado 30 meses desde que López Obrador llegó a la presidencia y la crisis es mayúscula, aunque ellos los que se dicen humanistas y buenos cristianos intentan desmentir una realidad que todos los días, cada hora y cada minuto causa estragos en la salud de algún mexicano que tuvo la mala fortuna de enfermar en tiempos de la lucha con el fantasma de los neoliberales y la corrupción en los contratos de medicamentos.

Ahí está la lucha de los padres de los niños con cáncer que han reportado la muerte de mil 600 menores, los que tienen los recursos han podido sacar a sus hijos del país para ser atendidos, pero ser pobre y tener cáncer resulta prácticamente una sentencia de muerte, insisto en los tiempos en que se pregona “primero los pobres” y se presume al INSABI, la conversión hospitalaria y al gran científico y zar contra el Covid-19 Hugo López-Gatell y sus tropelías.

La semana pasada compareció en el Senado de la República el secretario de Salud, Jorge Alcocer, el mismo que ha desestimado las demandas por la falta de medicamentos y que lo atribuye al golpeteo político en contra de López Obrador, siendo un personaje reconocido por la comunidad médica ha dejado mucho que desear, igual que Gatell han privilegiado lo político y se han entregado a decir lo que el Pejelagarto quiere escuchar.

Han tenido el descaro de mencionar que las agrupaciones dedicadas a conseguir tratamientos diversos eran para lavar dinero. Se cancelaron los apoyos para hacer mastografías y tratamientos para el cáncer de mama, los mencionados niños con cáncer y los que padecen diabetes, hace tres días en la Ciudad de México hubo manifestación en demanda de fármacos para tratar el VIH, a esa lista se suman los pacientes que recibieron un trasplante de un órgano que se colocan como el tercer grupo con más denuncias por desabasto en los hospitales donde reciben atención médica.

Por donde se le busque el sistema de salud de la 4T hace agua, ese sistema que prometió López que sería como Suiza, y es que no somos ingenuos para eso se necesita mucho dinero y no se deberían de a ver construido Dos Bocas, el Tren Maya ni cambiar el Aeropuerto de Texcoco, obras emblemáticas de un austero derrochador.

En eso de tener la boca floja algunos se llevan el premio como la diputada Patricia Armendáriz, a quien le dieron con todo en las benditas redes por porque pidió pruebas a los padres y madres de las personas enfermas acerca del desabasto de medicamentos en el sector salud público. La misma legisladora que afirma “las mañaneras son una repetición, una DOCTRINA” y luego se desdice.

¿Claro que cuantos de estos que se dicen de izquierda lo son por conveniencia? ¿Cuántos se tratan en el IMSS o en el ISSSTE? La respuesta es obvia y contundente. Pero mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

Rosario Robles se queda en prisión y el otro departiendo en restaurantes de lujo. La justicia en tiempos de la 4T y que conste que no es defensa.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here