Es muy hermoso… Sí.

Pero no entiendo bien si todo eso es un plan

para un cuento o algo así.

Juan Carlos Onetti

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. Seguimos con la pandemia a tope y a pesar de que ya apareció el presidente López Obrador en un video, las especulaciones, algunas grotescas no terminan, incluso unas muy elaboradas y fantasiosas dignas de un cuento de ficción, estas versiones corren como reguero de pólvora en las redes sociales, unos y otros se atacan, se despedazan, nos muestran la polarización, pero así son los tiempos de la 4T y los discursos que salen de Palacio Nacional.

Es común creer que las redes sociales son un espacio de libertad plena, casi como se refería Thomas Hobbes al decir que el estado pleno de libertad para el hombre era la guerra, pues en está todo se vale, no hay moral, no hay ética, ni normas más allá de las que decida el propio hombre, no hay institución que norme. En el caso de esos espacios virtuales que son las redes es una falacia pensarlas así, hay reglas y contratos que se aceptan al abrir una cuenta, estas pertenecen a una empresa bien definida.

Estos sitios le fueron utilitarios a la 4T y a López Obrador en la campaña del 2018, incluso antes se utilizaban para definir la agenda, criticar y hasta para mentir. Los primeros dos años de gobierno del tabasqueño fueron una luna de miel, las granjas de bots se daban vuelo con los que eran señalados por López y sus cercanos, entonces para ellos eran las “benditas redes”. Surgieron youtuberos y blogueros, fueron una sensación efímera como suelen ser las redes, en la mañanera se construyeron un frente de “comunicadores” deprimentes al servicio de Ramírez Cuevas y dispuestos a atajar cualquier bola mal intencionada contra el inquilino de Palacio Nacional.

Con el paso de los meses y los hierros de López Obrador, más el mal manejo de la pandemia, los usuarios de las redes se fueron desencantando, o a favor o en contra, como si no hubiera un punto medio que fuera válido, así las críticas subieron de tono, han corrido notas inventadas, algunas verdaderamente infames como la embolia cerebral del presidente. Las redes sociales son el extraordinario medio de comunicación y de crítica, pero también un amplificador de la estupidez y que nadie se espante.

Esas “benditas redes”, parece que han dejado de serlo para los morenos, no aguantan la crítica, les duele, pero la estrategia puesta en marcha por el equipo de comunicación de la Presidencia no sirve para bajarle a los impactos. Ahora personajes que en el pasado se dijeron censurados y que de dientes para afuera pugnaban por mejores medios de comunicación, más plurales y equitativos, se desgañitan pidiendo normar a las redes sociales, esas que hoy les dan una paliza.

Aunque en las redes sociales no hay libertad de expresión plena, insisto ya están normadas, hay que celebrar que estas nacieran con un sentido más libertario, no como los medios electrónicos que nacieron sujetos. Veremos más de estos episodios, políticos pidiendo libertad de expresión con una gran tentación de censura. Pero mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

Los que se están despedazando por las candidaturas son los morenos, unos y otros se atacan, impusieron a Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero, Me cuentan que van a presentar videos del presunto abuso sexual cometido por el motociclista.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.