Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dejó en claro que opositores no van a parar las obras de su Gobierno aa base de amparos, tras la suspensión definitiva contra varios tramos del Tren Maya.

Lo anterior fue detallado por el mandatario mexicano en la conferencia matutina de Palacio Nacional, donde apuntó que su Gobierno tiene el derecho de hacer obras que son en beneficio del pueblo de México.

Van a seguir queriendo parar las obras, pero no van a poder porque de acuerdo a la Constitución, a las leyes, tenemos nosotros el derecho de hacer obras en beneficio del pueblo, no se van a poder cancelar las obras, no se puede”, declaró.

López Obrador acusó al Poder Judicial de querer dar lo que denominó un  “golpe de Estado técnico” con este tipo de decisiones por parte de jueces.

“Una cosa es que violen la Constitución…, a ver que me digan los ministros si no la están violando cobrando más de lo que cobra el presidente, y otra pues es ya querer dar un golpe de Estado, neutralizando al Poder Ejecutivo, o sea que ya no ejecutamos nada. Es cancelar un poder, sería un golpe de Estado técnico”, puntualizó.