La oposición mexicana afronta un golpe político rumbo a las presidenciales de 2024, tras el veredicto de culpabilidad por narcotráfico en EE.UU. del exsecretario de Seguridad Pública (2006-2012), Genaro García Luna, lo que fortalece la narrativa del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Por un asunto de índole judicial, la oposición mexicana, la oposición al Gobierno del presidente López Obrador, sufre un revés político electoral”, comentó a EFE el analista político Edgar Ortiz-Arellano.

El especialista subrayó que el Partido Acción Nacional (PAN), al que sirvió García Luna, es el que sale “con mayores daños y repercusiones negativas”, ya que el caso “habla de que el último Gobierno que tuvo el PAN estuvo impregnado de una profunda corrupción en el área de seguridad”.

En este sentido, refirió que este resultado judicial contra el exfuncionario del expresidente Felipe Calderón (2006-2012) “es consistente con la narrativa del presidente López Obrador”, quien ubica a este exmandatario como su principal adversario político tras perder frente a él las elecciones de 2006.

Ortiz-Arellano señaló que la oposición deberá reconfigurar su estrategia política para deslindarse del expresidente Calderón, especialmente el PAN, pues consideró que probablemente “ya no sea el partido que llevará el liderazgo de la elección presidencial de 2024”.