Bernardo López Rosas

Cuál es el problema que regrese el avión presidencial a México y se hayan gastado 30 millones de pesos en mantenerlo varado, en Victorville, California, total, el “pueblo bueno” es el que va a pagar por la ocurrencia, ¿o me equivoco?

Salió muy cara la curva de aprendizaje de la 4T, quien ya debe comenzar a rendir cuentas porque el cuento de la corrupción y las culpas a gobiernos pasados ya podrá ser su ruta de escape (el ganso, a pesar de eso, sigue con su juego en vez de asumir responsabilidades).

Habría de comenzar a cuestionarnos, cuántos de estos errores tendremos que costear los mexicanos conforme avanza el proyecto de presidente López, y vaya que tenemos otros planes que podrían convertirse en elefantes blancos, es el caso de la refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucía o el Tren Maya.

El jefe del ejecutivo parece no preocuparle que estos errores nos cuesten dinero, pues al fin y al cabo no  son sus recursos los que están en juego, sino el de todos los mexicanos. Y vuelvo a preguntar: ¿Qué acciones ha emprendido con lo que llamó el mayor desfalco en contra del país llamado Fobaproa-IPAB?

Hay pocos resultados de este proyecto llamado 4T, porque ni la delincuencia e inseguridad han descendido, y todo lo contrario las cifras de muertos aumentan, además que las cifras de creación de empleos se estancan y hasta reportan pérdidas, que de acuerdo al IMSS, al 31 de diciembre de 2019, se registraron 20 millones 421 mil asegurados,  36 mil más de afiliados que en 2018.

Todas las ideas del ganso siguen sin dar resultados, salvo aquellas que vienen directamente mandatadas desde Washigton, donde Trump decide si la Guardia Nacional debe servir de muro de la migración, o si califica como terrorismo al narcotráfico, para una intervención directa en el país e intentar detener el ingreso masivo de fentanilo, causante de la crisis de drogadicción que se vive entre la población blanca de Estados Unidos.

El presidente Obrador cuenta con muy poco tiempo para que haya algún destello positivo de su 4T, aunque, por el camino que va parece que se va a quedar en un proyecto de cuarta, no lo deseamos, porque eso sería que le fuera mal al país, pero debemos plantarnos en la realidad para poder alcanzar un final, sino feliz, por lo menos que quedemos tablas.

José María Morelos y Pavón a rifa

El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que hay cinco opciones para la venta del avión presidencial “José María Morelos y Pavón”. Una de ellas es sortearlo en la Lotería Nacional.

“Una rifa de 500 pesos, 6 millones de ‘cachitos’, en la Lotería Nacional. Explico (…), se daría al que ganara el avión, ya incluido, un servicio de operación de dos o un año”, indicó en la conferencia de prensa matutina.

Al ser cuestionado sobre quién tuvo la idea sobre esta “rifa”, el presidente comentó que no iba a dar detalles, pero que fue idea del Gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here