Especialistas advirtieron que la situación en al menos 94 hospitales del país es alarmante debido al elevado porcentaje de ocupación de camas generales y críticas para la atención de pacientes de COVID-19.

Ante la llegada de la temporada  de influenza, la elevada ocupación hospitalaria se vuelve sumamente grave.

Para Rodolfo de la Torre, director del Programa de Desarrollo Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, la ocupación hospitalaria juega una papel importante que  indicaría la reevaluación de estrategia planteada para la atención de COVID-19.

Alejandro Macías, infectólogo integrante de la Comisión de la UNAM para la atención del coronavirus, advirtió con la llegada de la época de frío habrá una reactivación del virus.

“Con esto habrá una mayor presión sobre nuestros hospitales y servicios de terapia intensiva respiratoria. Aunque la situación ha sido peor con la pandemia, año con año, los servicios críticos y de ventilación de muchos hospitales se saturan en época de frío”, indicó.