En los últimos días se han dado a conocer nuevos modus operandi, a través de Facebook, para cometer delitos.

La primera forma consiste en que algún contacto de Facebook, que viva en Estados Unidos, solicite ayuda para supuestamente recibir un paquete.

Una persona que fue contactada por los autores de este delito narró que fue contactada, vía WhatsApp, haciéndose pasar por una amiga en la red social, para pedirle de favor el recoger un paquete que supuestamente envió a México desde Estados Unidos.

Bajo el argumento de que posteriormente ella mandaría a alguien por el paquete, la amiga solicitó datos personales, como su identificación oficial.

La víctima notó algo extraño en la conversación que la hizo dudar y decidió buscar en Facebook a su amiga y preguntarle, vía Messenger, si en realidad fue ella quien la contactó por WhatsApp.