Cuestionado sobre las licitaciones que su Gobierno otorgará a la IP para surtir medicamentos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no serán contratadas empresas «suspendidas», pues se demostró que hacían prácticas de influyentismo y no pagaban impuestos.

«Sí, pero hacia adelante y siempre y cuando no sean las empresas que están suspendidas porque se demostró que hacían influyentismo, hacían prácticas de influyentismo y también desabasto, y precios elevados, y no pagaban impuestos, y hacían lo que querían por la corrupción, esas no», afirmó en conferencia.

El Mandatario señaló que no se harán contratos con firmas que tengan problemas judiciales, nacionales o extranjeras, y que la UIF harpa una revisión financiera para descartar corrupción.

«En las licitaciones ya se están estableciendo cláusulas para que las empresas sean revisadas por la oficina de Inteligencia Financiera, todas, o sea, no queremos trato con empresas que tengan juicios pendientes o estén fichadas por lavado de dinero o por actos de corrupción en México o el extranjero», refirió.