La nave espacial rusa Soyuz MS-17, con tres tripulantes a bordo, se acopló a la Estación Espacial Internacional (EEI) poco más de tres horas después de haber sido lanzada al espacio desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

La nave hizo contacto con el segmento ruso de la EEI cuando volaba sobre el mar Mediterráneo, cuatro minutos antes de lo previsto, según la retransmisión en directo de la maniobra.

La Soyuz MS-17, en la que viajaban los cosmonautas rusos Serguéi Rízhikov y Serguéi Kud-Sverchkov, y la astronauta de la NASA Kathleen Rubins, que hoy cumple 42 años había despegado desde Baikonur, propulsada por un cohete Soyuz-2.1a.

Este vuelo era el primero tripulado de la historia en llegar a la EEI en poco más de 3 horas tras dar dos vueltas a la Tierra.

El esquema, calculado y modelado hace tiempo, fue probado previamente en cinco cargueros espaciales Progress y la tripulación fue entrenada para gestionar sin problemas la ruta ultra rápida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here