Colectivos de artistas como Asamblea por las Culturas, No Vivimos del Aplauso y Movimiento Colectivo por la Cultura, y el Arte de México (Moccam) presentaron una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en contra de autoridades de la Secretaría de Cultura Federal por «cometer actos y omisiones de naturaleza administrativa que violan sus derechos humanos».

En conferencia de prensa, representantes de los colectivos aseguraron que la Secretaría de Cultura ha ejercido «un trato discriminatorio y perverso por parte de las autoridades de la Secretaría de Cultura, encabezado por su titular, Alejandra Frausto y por sus colaboradores cercanos», por lo que exigen que se les reconozca sus derechos culturales y establezcan mecanismos de acceso y participación de las personas y comunidades a las manifestaciones culturales.

Además, dijeron que desde inicio de la pandemia acordaron con autoridades de cultura, acuerdos que de «manera ventajosa y perversa han desconocido». También señalaron que sus quejas y demandas fueron informadas a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y denunciadas en la Secretaría de Función Pública.

Asimismo, añadieron que también solicitaron en su momento a las comisiones de Presupuesto y de Cultura y Cinematografía, mayor presupuesto para el sector cultural, pero no recibieron respuesta.

Los artistas, entre ellos Polo Castellano, Florina Piña y Javier Tovar, aseguraron que uno de los objetivos principales es exigir que el Proyecto Chapultepec se suspenda y los recursos sean destinados a cuestiones más urgentes para el sector cultural.