La Redacción

“Yo me di cuenta como se vendían muchos destilados mexicanos en el exterior, específicamente en Europa, de forma cliché, en un sentido caricaturesco y yo no me sentía orgulloso de la manera en que se veía México con esos productos en el extranjero, regresé de intercambio, a mi me apasiona el tema gourmet y vi una oportunidad de reflejarme a través de un producto que a mi me gusta, pero de una forma diferente sin caer en el cliché”, señaló Claudio Román.

En entrevista para PerspectivasMX, perspectiva empresarial, el fundador y director general de Mezcal Mitre agregó que el cliché radica en que en el exterior se vendía el producto con una etiqueta de un sombrero, de un sarape o también de un “borrachito” sentado en una banqueta, por lo cual él no se sentía orgulloso.

“Mezcal Mitre tiene el objetivo de reflejar un México contemporáneo, elegante, cosmopolita, pero sin perder toda esa parte tradicional y ancestral de nuestro país, yo quería fusionar esos dos conceptos, lo primero que se me vino a la mente para la creación del producto fue visitar Oaxaca, lugar del cual se enamoran las personas, ahí tuve la fortuna de conocer a Joel Santiago que junto con su padre sin eminencias en el tema del mezcal”, explicó el fundado de Mezcal Mitre.

En el 2015 fue el primer lote de envasado que se hizo de dicho mezcal, aproximadamente mil 500 litros, en un envase de cabeza en forma de jaguar que es un animal muy emblemático de México y de la época prehispánica, asimismo se le dio una tonalidad negra para simular que es obsidiana, para crear un concepto prehispánico, pero con elegancia y modernidad.

“Hicimos un ensamble que tiene 50% espadín, 25% tepextate y 25% jabalí, que es de los mejores que he probado, también trabajamos mezcal ancestral el cual menos del 3% de todo el que se hace en el país cae en esa categoría, es un producto muy escaso por su complejidad al destilar en olla de barro”, manifestó Claudio Román.