En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la diputada Ana Villagrán Villasana afirmó que México está listo para tener una mujer presidenta, pero aclaró: “una mujer que no se quede callada ante un presidente para no hacerle incomodar porque el empoderamiento va más allá de cargos, el verdadero empoderamiento de una mujer es que no se quede callada”.

Luego de relatar desde la máxima tribuna de la Ciudad de México, cómo desde los 13 años sufrió violencia sexual cerca de su casa, en el trasporte público y acoso sexual tanto en un bar como en la escuela, además de agresión física en su noviazgo, la legisladora del PAN señaló que el gobierno capitalino tiene una deuda histórica con las capitalinas que todos los días sufren de violencia sexual y física en todos los espacios públicos de la ciudad.

Asimismo, criticó que el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador afirme que la venta de niñas en los pueblos tiene que ser tolerada por ser un tema de usos y costumbres, además considere poco grave la violencia doméstica, cuando en México matan a una mujer cada 11 minutos.

En contraste, agradeció y reconoció la lucha de las mujeres feministas que salen a marchar y dan valor a otras a denunciar la violencia de género, en ese sentido solicitó a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum permitirles el libre acceso al zócalo y al secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch a no lanzar ningún tipo de gas contra ellas.

Finalmente, la diputada de Cuauhtémoc, Ana Villagrán Villasana del PAN cuestionó las pocas acciones de Morena a favor de las mujeres y destacó las hechas por el PAN como la creación del Instituto Nacional de las Mujeres, las Estancias Infantiles que apoyaban a las necesidades de las mujeres emprendedoras y haber impulsado a Josefina Vázquez Mota como candidata a la Presidencia de la República.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here