El Gobierno de México está defendiendo en el G20 de Finanzas, que concluye hoy en Venecia, que los llamados Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) puedan ser reasignados también a los países de ingresos medios, tal y como pide Argentina.

Así lo explicó el secretario de Hacienda de México, Arturo Herrera, en una entrevista con motivo de su participación en esta cita financiera de dos días, en la que los ministros de Economía y gobernadores de los bancos centrales del G20 conversan sobre fiscalidad para las multinacionales, recuperación económica tras la pandemia y ayuda a los países con mayores dificultades.

“Nosotros no los vamos a necesitar (los DEG). La posición que estamos tomando es que sí hay otros países latinoamericanos de ingresos medios, Argentina por ejemplo, que los van a necesitar”, ha señalado.

“Hay un pequeño debate entre algunos países que preferirían que solo los más pobres, de ingresos más bajos, tuvieran acceso, y hay otro nivel importante de países, entre ellos México, España y otros de América Latina, que creen que tiene que extenderse”, ha añadido.

Los DEG son un activo de reserva internacional, creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros.