El consultor jurídico de la Cancillería mexicana, Alejandro Celorio, coordinador de la inédita demanda contra empresas armamentísticas de Estados Unidos, denunció que las compañías demandadas están intentando “politizar” el litigio mientras México se mantiene “respetuoso”.

“El Gobierno de México ha sido muy respetuoso e insiste que no es una demanda contra la segunda enmienda, el Gobierno de Estados Unidos o los americanos. No obstante, las empresas quieren politizar el litigio hablando de que México es corrupto y tenemos mal las fronteras”, explicó en entrevista con Efe.

México presentó en agosto una demanda civil en una corte de Boston (Massachusetts, Estados Unidos) contra once empresas a las que acusa de negligencias que facilitan el tráfico ilegal de armas a México, donde son usadas por el crimen organizado.

El lunes las empresas pidieron a la corte desechar la demanda alegando que las leyes estadounidenses les confieren inmunidad y que México no tiene capacidad para demandar en Estados Unidos.

Pero el consultor de la Cancillería mexicana, que deberá responder a estos argumentos el 31 de enero, sostuvo que las leyes estadounidenses no tienen “efectos extraterritoriales”, por lo que no tienen inmunidad por un daño que se produce en México.