Cerca de 1.05 millones de migrantes centroamericanos regresaron a sus países de origen o “fueron retornados” de 2015 a 2019, reveló este jueves el reporte del Grupo de Trabajo de Centro y Norteamérica sobre Migración que se publicó en la capital mexicana.

La mayoría de los migrantes retornados “no recibió ninguna ayuda para la reintegración”, lo que trae “más probabilidades de migrar nuevamente”, indicó el reporte, que se presentó en la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) ante embajadores de Estados Unidos, Canadá y los países de Centroamérica.

Como muestra, citó que dos de cada cinco retornados de Guatemala planeaba migrar nuevamente en los siguientes doce meses, mientras que en El Salvador la cifra es uno de cada cuatro.

En contraste, el informe concluyó que Estados Unidos, Canadá y México “deberían aprovechar los acuerdos bilaterales y multilaterales para aumentar las rutas de migración laboral desde Centroamérica en al menos 50 mil en los próximos dos años”.

Estados Unidos sí o sí, y Canadá en alguna medida, México también un poco más adelante, vamos a necesitar un gran número de personas para mantener nuestras economías. Es un hecho”, declaró el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en la presentación del reporte.