Patrick Mahomes, quarterback de los Kansas City Chiefs, fue designado este domingo Jugador Más Valioso (MVP) del Super Bowl LVII luego de guiar a su equipo al triunfo 38-35 ante los Philadelphia Eagles en el State Farm Stadium de Glendale, Arizona.

“Dije que no iba a existir nada que me detuviera, estoy agradecido con mis compañeros porque somos campeones. Todavía no somos una dinastía porque no hemos terminado”, afirmó Mahomes al final del partido.

Patrick es el primer jugador en ganar el MVP de la temporada regular y el MVP del Super Bowl en la misma campaña en este siglo.

Mahomes se sobrepuso al dolor que le provocó una lesión en el tobillo, que se agravó antes de la primera mitad, cuando su equipo perdía por 10 puntos. A pesar de ello saltó al campo en el tercer cuarto para comandar la remontada.

El también designado MVP de la temporada regular completó 21 de 27 envíos, pasó para 182 yardas, consiguió tres pases de anotación. Es el primer Jugador Más Valioso de la campaña regular que triunfa en el Super Bowl desde 1999.