Unos 800 migrantes centroamericanos de la Caravana 2020 que lograron cruzar el Río Suchiate y superar el cerco de seguridad de la Guardia Nacional avanzan sobre la carretera federal hacia Tapachula.

Después de pasar en estampida de Guatemala a México por el afluente que registra un nivel tan bajo que el agua apenas llega a los tobillos, los migrantes se organizaron en la salida de la cabecera municipal y comenzaron a caminar hacia la primera ciudad de la frontera sur, a unos 35 kilómetros.

“Vamos por el sueño americano, pedimos que México nos ayude, que nos deje pasar”, comentó un hondureño.

“Nos quisieron detener pero somos muchos, vamos para Estados Unidos”, agregó otro.

La Policía Federal acompaña al contingente para agilizar el tráfico, principalmente de camiones pesados que cruzan mercancías entre México y Guatemala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here