Fuertes lluvias cayeron en las últimas horas en el suroeste de Haití, la zona más afectada por el terremoto de magnitud 7.2 que el sábado pasado causó más de mil 400 muertos y 6 mil 900 heridos.

La tormenta tropical Grace descargó intensas precipitaciones en la zona durante toda la noche y la madrugada, pero en la mañana de este martes solo persistía una ligera lluvia en la ciudad de Les Cayes, la más afectada por el terremoto.

Miles de edificios se han derrumbado en Les Cayes y otras poblaciones de la región, donde según cálculos de las autoridades 60 mil personas han tenido que salir de sus casas por los daños sufridos en sus viviendas.

Protección Civil informó que, a pesar de las lluvias, continúan las operaciones de rescate para buscar supervivientes entre los escombros.

Este martes 16 personas fueron rescatadas de los escombros del antiguo cuartel de las tropas de la Misión de Estabilización de la ONU (Minustah) en la localidad de Brefèt, en Les Cayes, y también se recuperaron 9 cuerpos sin vida.