Lionel Messi, nuevo jugador del París Saint-Germain (PSG), constató que se ha sentido muy feliz nada más llegar a la capital francesa y agradeció el empeño del su nuevo club para contratarlo después de “una dura salida” del Barcelona.

Estoy muy feliz todos sabéis de mi salida del Barcelona, donde fue muy duro, son muchos años, es difícil el cambio después de tanto tiempo, nada más llegar acá la felicidad es enorme”, dijo en sus primeras palabras como parisino en la sala de prensa del estadio del Parque de los Príncipes.

También agradeció el empeño de la dirección del PSG para ficharle, porque “no era fácil”.

Acompañado por su mujer y tres hijos en una sala de prensa a rebosar, citó al presidente del PSG, el catarí Nasser Al-Khelaifi -presente junto en la conferencia-, y al director deportivo, el brasileño Leonardo.

“Agradezco cómo me trataron, lo rápido y fácil que fue en tan poco tiempo, porque era muy difícil y arreglarlo y tan rápido”, señaló.