No fue por el campeonato, pero Lewis Hamilton dejó en claro que él manda en la Fórmula Uno al ganar el Gran Premio de México, su segunda vez.

Beneficiado por una estrategia perfecta, en la que se mantuvo dentro de los primeros lugares toda la carrera y que solamente hizo una parada en pits, el británico de Mercedes se llevó la quinta edición del GP de México tras su regreso en 2015.

El ganar en México no le dio su campeonato, pues necesitaba sacarle una diferencia de 14 puntos a su coequipero Valtteri Bottas, cosa que no sucedió, pues el finlandés terminó en el tercer lugar.

Lewis puede lograr su sexto título de F1 la semana que viene en Estados Unidos. 

Hamilton arrancó en el tercer lugar gracias a la penalización que sufrió Max Verstappen, de Red Bull, en la calificación y que le hizo perder la pole position.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here