Víctimas de abuso sexual por parte de integrantes de los Legionarios de Cristo consideraron que debido al historial de violaciones en colegios de esta organización católica, se les debería retirar el derecho a operar escuelas.

En entrevista con un periódico de circulación nacional, Biani López Antúnez, quien indicó sufrir abusos por parte del padre Fernando Martínez durante dos años (de los 8 a los 10 años), opinó que es una muestra de impunidad y encubrimiento que sólo haya sido separado del sacerdocio, pese a haber acumulado una red de denuncias.

Con estas características, señaló, una organización no debería de estar a cargo de la educación de menores, pues dijo, no existe garantía alguna de que pararán las violaciones de niños.

“Nos damos cuenta que las personas que encubrieron a Fernando Martínez en 1993, hoy son los que ocupan la cúpula de los Legionarios de Cristo y para ellos, por supuesto los Legionarios no han reconocido ninguna responsabilidad de los encubridores de Eloy Bedia Diez, Jorge Bernal que era el Obispo en ese entonces y que ahora es un Obispo emérito, viviendo con todos los privilegios en Cancún y de Luis Gerardo Garza”, expuso.

“Entonces, si ellos están ocupando la cúpula y no están dispuestos a escuchar y tomar parte en su responsabilidad, pues es que la Legión sigue operando de la misma manera, es que sigue siendo una asociación delictiva y seguramente siguen sucediendo abusos al día de hoy y lo siguen encubriendo”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here