Héctor Méndez

No cabe duda que Andres Manuel Lopez Obrador presidente de México, anda de vacaciones en Sudamérica, saludando a sus cuates, como son el presidente de Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice y Cuba a quienes presumió como se debe de “gobernar” a un país, así como ayudar económicamente a estos países que están en la pobreza rotunda y olvidándose que en nuestro país también carecemos de economía, pero así es Obrador de mentiroso.

La misma gente que voto por él se arrepiente de haber dado su voto, pero, en fin, el presumir no quita lo valiente y pasando a otra información, nos hicieron llegar esta información de que encontraron al hijo de Obrador el más joven fumando puro en una de las oficinas de Palacio, unos dijeron que era mota y otros puros de primer nivel que cuestan 15 mil pesos la caja con tres puros.

Ahora todo es fácil para el hijo de AMLO pues si su hermano mayor se compró una residencia en Houston Texas, porque él no pueda fumar los puros que cuestan 15 mil pesos.

Siguiendo la noticia los femicidios en México siguen aumentando y las autoridades no hacen nada para terminar con este problema que pone en peligro a todas las mujeres, las cuales ya no quieren salir de sus casas, debido a que tienen temor de ser violadas o asesinadas.

Las autoridades de la Cuarta Transformación del Ejército y de la Guardia Nacional de Obrador, la cual no ha dado el ancho, sino al contrario han ocasionados homicidios en contra de jóvenes indefensos, que los asesinaron por no detenerse cuando estos elementos les marcaron el alto, no nada más en estos conceptos, sino también han asesinados a periodistas.

La policía que formó AMLO no ha dado el ancho para terminar con estos crímenes de mujeres, pero en fin así es este gobierno represor que sólo le importa sus intereses… y por último muy buena atención recibimos del gerente del Sanborns Cetran Toreo el Sr. Pedro Santiago Lopez, quien nos dio la oportunidad de celebrar el día de periodista el pasado 4 de mayo. Con este tipo de empleados se debe sentir muy orgulloso Carlos Slim.

Hasta la próxima.