• La eficiencia no se les da a los gobernadores morenistas
  • López Obrador fue también reprobado por el mal manejo del Covid-19

José Cruz Delgado

Qué pena dan los gobiernos que pertenecen a la Cuarta Transformación (4T), pues se han hecho diversos estudios de medición que han sido difundidos en cuanto al manejo de la pandemia del Covid-19 y en todos han sido reprobados, lo que indica que están siguiendo los dictados del gobierno federal sin importarles a los mandatarios poner en peligro la vida de sus gobernados, u desgobernados, como usted quiera llamarles.

De todos los mexicanos es sabido de las mentiras del Poder Presidencial, empezando por el presidente Andrés Manuel López Obrador y Hugo López Gatell, el llamado “Lord picos y curvas”, quienes no han sabido manejar la pandemia, pues hablan de “domar” pero ¿quién domado a quién?

La respuesta usted ya la conoce. La pandemia Covid-19 los ha domado a ellos y todos sus pronósticos les han fallado y no han demostrado más que ineficacia.

Todo el “gabinetazo” de la 4T ha sido un rotundo fracaso, lo que ha ido acortando de manera dramática la ventaja que, como marca tenía Morena al arrancar el gobierno que le llamaron “4T”, que más que transformación ha convertido en decepción.

El manejo de la pandemia ha puesto en evidencia la falta de capacidad y liderazgo de los gobernadores de Baja California, Cuauhtémoc Blanco, Miguel Barbosa, entre otros que no han dado el “ancho”.

Por cierto, en una ocasión, Barbosa dijo que el coronavirus se quitaba comiendo caldo de pollo con mucho chile, para combatirlo ¿les estará dando eso a los contagiados en lugar de medicamentos?

El caso es que esos mandatarios son un fiasco como gobernadores junto con el titular del Poder Ejecutivo Federal.

Mire usted, el Poder Imperial que encabeza Andrés Manuel López Obrador está dejando muchos vacíos en la conducción del país, mismos que están siendo llenados por las figuras de los gobernadores como de Michoacán, Jalisco, Nuevo León o Coahuila, quienes están siendo evaluados por la ciudadanía positivamente por su capacidad de reacción ante la pandemia del Covid-19.

Y es que el pasado lunes, la casa de estudios de opinión México Elige dio a conocer una encuesta nacional que entre otros resultados ubica al mandatario michoacano Silvano Aureoles como uno de los tres mejores gobernadores en el manejo de la crisis desde que la pandemia del coronavirus llegó a México.

La posición más alta la ocupa Claudia Pavlovich, de Sonora, con un 84.9% de aprobación, seguida de Mauricio Vila Dosal, Yucatán, con un 84.8%. Después de ellos está el único gobernador perredista, con 83.7% de positivos, de acuerdo a este ejercicio estadístico que se realiza entre usuarios de Facebook. 

En tanto, el mandatario peor evaluado es Cuauhtémoc Blanco, con el 39.6%.

A nivel nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene un 52.5% de opiniones favorables sobre su manejo de la crisis en esta cuarentena. En términos de popularidad general, el oriundo de Tabasco obtiene un 45.8 de calificación y 49.4% de aprobación.

Así pues, queda demostrado que la eficiencia no es una virtud de los gobernadores morenistas que cada vez van a la baja por sus desaciertos, al igual que su “patroncito” (AMLO).

Por cierto, otra vez le llegaron los fantasmas del “complot” al señor presidente, al igual que lo hacen los dictadores, intentan desviar la atención de los grandes problemas como el coronavirus y la nula economía.

Pero bueno, en otra entrega daremos más pormenores al respecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here