• Jesús Hernández sin calidad moral para hablar de democracia
  • Alfredo Ramírez descuida la seguridad por andar recabando firmas
  • Juan Carlos barragán, otro hipocritón
  • Expulsiones del PRI y PRD

José Cruz Delgado / josecruzdelgado@hotmail.com

El dirigente estatal del PRD, Octavio Ocampo Córdova, hizo un llamado al gobierno federal y estatal para que atiendan de inmediato el problema de inseguridad en la zona de tierra caliente, especialmente en el municipio de Aguililla y Chinicuila en donde se han agudizado los problemas.

Por lo pronto, dicho partido interpondrá una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), porque se violentando los derechos humanos de los habitantes de la sierra-costa y tierra caliente.

El líder perredista dijo que hay información respecto al desplazamiento de las familias, algunas cifras hablan hasta de 5 mil desplazados en esta región, y que han cerrado los servicios bancarios, “nuestra gente está huyendo hacia Colima, están poniendo en riesgo su vida y no hay presencia de autoridades”, señala.

Así que los perredistas presentarán una queja en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) con copia a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Secretaría de Gobernación y Secretaría de Gobierno, al considerar que se están violentando los derechos humanos por ese tema tan delicado.

El gobernador debe ponerse a trabajar para dar certidumbre y seguridad a los michoacanos en lugar de andar juntando firmas para la tarea que le ha encomendado su presidente. Y sí, pues anda el gobernador muy preocupado porque aún no reúne las firmas para apoyar la revocación de mandato de su «jefecito» Andrés Manuel López Obrador, y mientras, la seguridad que se vaya al carajo.

LAS PALABRAS FALSAS DE JESÚS HERNÁNDEZ… Qué falso se vio el diputado y coordinador de la bancada priista de los diputados del congreso de Michoacán Jesús Hernández Peña al decir que, porque la fuerza del PRI está en su militancia, que el proceso de renovación de la dirigencia del partido en Michoacán sea abierto a los militantes y transparente.

Olvidó que cuando fue impuesto como presidente del CDE del PRI no se tomó en cuenta a esa militancia, que fue producto del dedazo del CEN priista, así que no tiene calidad moral para hablar de democracia porque esa palabra le queda muy grande, ya se le olvidó que tiene esa diputación gracias a la importación y arreglos en lo oscurito a espaldas de la militancia, de verdad que se pasa de cínico.

Y claro, tenía que salir a relucir su lambisconería, por eso dijo respaldar al dirigente nacional, y como no, pues gracias a él es legislador. La verdad es un falso, pues antes jamás se pronunció porque se le diera el poder a la militancia, ahora hipócritamente se pronuncia por un PRI de elección abierta y el voto de sus militantes y no por designación, de verdad, qué falso es, pues él avaló las importaciones y ahora se siente paladín de la democracia de ese partido.

Que pronto olvidó que fue él quien propició la desunión de los priistas que después fue secundado por otro falso redentor de nombre Eligio González, también impuesto.

Un proceso democrático, abierto a la militancia para la elección de la nueva dirigencia es lo que piden los priistas, muchas veces lo he comentado en este espacio, pues la militancia lo que busca es ser ella quien elija a quién debe dirigirlos y no haya imposición, que se vaya a la tiznada el llamado consejo político del PRI porque es igual a imposición porque los consejeros reciben línea de parte de grupos al interior para fines personales y no representan a las bases, es más, también los consejeros son producto de la imposición.

Un proceso abierto sería lo ideal, pues habría conformidad, sería el inicio de una democratización interna en el PRI, pero será muy difícil que se lleve a cabo. Al tiempo.

Así que Hernández Peña no descubre el hilo negro, en lo personal, sus palabras suenan más falsas que una moneda de quince pesos, no son más que poses demagógicas.

También olvidó que fue él quien hizo las imposiciones en los comités municipales del PRI.

Si tuviera un poquito de vergüenza mejor se habría de quedar callado.

JUAN CARLOS BARRAGÁN, OTRO HIPOCRITÓN… Otro diputado hipocritón es el morenista Juan Carlos Barragán quien lamentó que el ayuntamiento de Morelia se quiera endeudar, pero cuando el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla solicitó un préstamo no dijo nada, ni tampoco ahora que el mandatario quiere contratar otro préstamo, ahí sí guarda silencio, pero critica a los que no son de su partido.

Si bien el ayuntamiento moreliano busca un financiamiento es porque se va a invertir en obras, porque la pasada administración morenista que encabezaron Raúl Morón y Humberto Arroniz le dejaron un desmadre a Poncho Martínez, pero de eso tampoco habla este hipocritón legislador.

Pero del reemplacamiento que quiere cobrar su amo a los michoacanos Ramírez Bedolla no dice nada, hasta lo justifica.

EXPULSIONES DEL PRI Y PRD… Qué bueno que las dirigencias del PRI y PRD expulsen a los traidores, en el caso del tricolor podría quedarse solo, pues la mayoría jugó contras en el pasado proceso electoral, pero hay priistas de corazón que se la partieron y se la siguen jugando, pero hay pocos, y se habría de empezar con el provisional presidente del CDE Eligio González, los Chones, y otros más que no son dignos de llamarse priistas, mucho menos cuadros «distinguidos» pues de eso no tienen nada, todos los verdaderos priistas son cuadros distinguidos porque no hay de primera ni de segunda categoría.

Y claro que hubo traiciones por parte de priistas y perredistas, han nombres y apellidos, es un secreto a voces, pero no solo traicionaron al entonces candidato al gobierno del estado de la alianza Equipo por Michoacán, sino también a candidato a alcaldes y diputados.

Por el PRD fue más que evidente, también cuadros distinguidos lo traicionaron.

Mire usted, ha habido casos de priistas que, sin postulados a un cargo de elección popular, pierden y cínicamente regresan y dicen que siguen siendo priistas porque nunca renunciaron, igual pasa en el PRD.