• Crece la simpatía y militancia

José Cruz Delgado

Desde que inició la alianza del Partido del Trabajo con Morena, y que fuera un pilar fundamental para el triunfo electoral del Andrés Manuel López Obrador, se convirtió en el mejor aliado de la Cuarta Transformación (4T) porque está convencido de con ella hay, y seguirán habiendo grandes cambios en beneficio del país y los mexicanos.

Pero no solo eso, si no que esa férrea defensa de la 4T le ha servido al Partido del Trabajo para crecer significativamente, tanto en simpatías como en militancia a nivel nacional, sobre todo en Michoacán donde ha logrado que el petismo avance en todos los rincones con la formación de cuadros políticos de jóvenes y adultos que cada vez se convencen de que este partido es la mejor opción.

El coordinador de los diputados federales en la Cámara Baja, Reginaldo Sandoval Flores es un fuel defensor de la democracia, sobre todo de la participativa y se ha convertido en un reconocido líder no sólo en Michoacán y nacional, sino a nivel internacional y nadie duda de su capacidad y liderazgo.

Para el legislador, la 4T representa el fin del poder político al servicio del poder económico, porque afirma, el presidente pone en primer lugar a las familias mexicanas y afirma que quien no entienda que el pueblo es primero, está en contra de ella.

Sin duda, el PT ha logrado mayor coordinación entre los legisladores, tanto locales y federales que pertenecen a la 4T, principalmente en la ruta de revertir la lacerante desigualdad social, de sacar de la pobreza que dejó el nocivo modelo neoliberal a gran parte de la población”.

Se ha pronunciado, en un discurso congruente, crear una columna de unidad, de lucha y transformación del país, de hombres y mujeres honestos en el discurso, congruentes en la práctica y, sobre todo, comprometidos con el pueblo mexicano para construir la Cuarta Transformación.

Está realmente convencido de que con la entrada de la Cuarta Transformación se acabó la corrupción que tanto ha dañado a la nación; “solamente en el sexenio del ex presidente Felipe Calderón se repartió en la Cámara de Diputados, por etiquetados, 100 mil millones de pesos por año, dinero que era para el pueblo y terminó en las manos de unos cuantos”.

En ese sentido, sostuvo que en todo el tiempo que estuvo el modelo neoliberal funcionando, 36 años, el presupuesto fue la herramienta fundamental de gobernanza, “al gobernador que más gritaba le daban más, al diputado que más gritaba igual y con eso los tenían calmados, pero con la entrada de la 4T eso se acabó”.

Siendo prepositivos, existe resaltó plena confianza de que “la revolución pacífica que está desmantelando el andamiaje jurídico neoliberal triunfará, pues se han reformado 34 artículos de 136 que tiene la Constitución con el propósito de mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía; asimismo, se han implementado mecanismos que aseguren la eliminación de la corrupción en la administración pública”.

Pero se requiere más, pues hay gente en el gabinete presidencial que no le ayudan al titular del ejecutivo federal, y para acabar con esa corrupción se requiere de una limpia al interior del gobierno, pero una buena limpia y no simulaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here