José Cruz Delgado

*¿A los ahora morenistas se les olvida quien endeudó el estado?

*Los hipócritas hablan cuando les conviene y callan por complicidad

Sin duda que hay algunos diputados improvisados que ganaron una elección no por méritos propios ni por capacidad sino porque circunstancias ajenas a ellos, como es el caso del morenista Alfredo Ramírez Bedolla, quien es un legislador gris que le gusta el protagonismo para acaparar los reflectores y satisfacer su ergo, pero nada ha hecho por los michoacanos, al contrario, pareciera que está en contra de ellos y frena si desarrollo con posturas antagónicas y fuera de la realidad.

Quizá tenga razón en tener ese comportamiento, pues es un novato y un improvisado, por ello busca lucirse, pero su diminuta mentalidad ya no le alcanza para más y hay que entenderlo, pero lo que no se entiende por qué en lugar de crear o modificar leyes que beneficien a Michoacán se la pasa criticando, y su discurso carece de fondo y sustento.

Mire usted, su incapacidad y novatez propició que lo tumbaron de la coordinación del grupo parlamentario de Morena en el Congreso de Michoacán, algo que no ha podido digerir y posiblemente de ahí venga su trauma y su resentimiento contra todo mundo.

Como lo hemos apuntado en otras entregas, la administración del perredista Silvano Aureoles Conejo, logró que los legisladores de la LXXlV Legislatura la autorizara un crédito para obra pública e infraestructura, así como otros rubros, como educación cultura para beneficio del desarrollo de Michoacán y los michoacanos, pero en un afán protagónico y sintiéndose paladín, este lacayo de Andrés Manuel López Obrador y algunos morenistas como Cristina Portillo han criticado este crédito intentando la buena marcha de la entidad.

Michoacán puede tener un endeudamiento sostenible (semáforo verde), según el sistema de alertas de la Secretaría de Hacienda, por lo que el gobernador puede contratar deuda pública, siempre y cuando la destine toda a inversión productiva, dice el dictamen.

Las agencias calificadoras han otorgado a Michoacán las más altas calificaciones AAA por su capacidad para pagar obligaciones derivadas de deuda pública, destacan sobre el tema diputados dictaminadores.

Así pues, se le dio la confianza al gobierno estatal para contratar este crédito, pues la propia Secretaría de Hacienda lo avaló.

Bueno, pues Ramírez Bedolla advirtió que en la negociación de deuda pública, y en el diseño del presupuesto 2020, hay una clara motivación político-electoral por parte del Ejecutivo estatal, pero guardó silencio cuando le aumentaron los legisladores federales el presupuesto para las obras sociales de su amo y señor López Obrador, ¿por qué no criticaron entonces si es 2020 un año electoral?

Hablan solo cuando les conviene, o sea, ven la paja en el ojo ajeno menos en el propio, pero bueno así es la hipocresía.

Ahora bien, la legisladora por Morena Cristina Portillo y Alfredo Ramírez, también morenista se han convertido en los enemigos número uno del desarrollo del estado de Michoacán pues critican hasta las acciones que se emprenden para bien de los michoacanos.
Estos dos personajes, pero sobre Cristina Portillo, se ha servido con la cuchara grande a costillas del PRD, porque en ese partido nació políticamente y ocupó varios cargos públicos, se ha enriquecido como ya lo han denunciado algunos medios de comunicación, también es amante del protagonismo por eso junto con su homólogo Ramírez Bedolla no ha hecho otra cosa más que criticar, pero como legisladores pasan desapercibidos.

La situación es que se le aprobó al gobernador un préstamo pero para realizar obras, y claro que los morenistas pusieron el grito en el cielo, pero se quedan callados cuando el gobierno federal recorta presupuesto a Michoacán convirtiéndose en cómplices de su amo Andrés Manuel López Obrador, lo que indica que reciben órdenes directas sirviendo a una sola persona y no a los michoacanos.
Alfredo Ramírez Bedolla es un gris legislador que también sirve a los intereses de Morena y vocifera cuando le conviene y tampoco hace nada por Michoacán pero hace berrinches por así convenir a sus intereses.


Lo que habrían de hacer es trabajar y no abordar la tribuna sólo para criticar, afortunadamente ya también lo están conociendo y pronto pasarán como los peores diputados ambiciosos que han tenido los michoacanos y seguramente no volverán a equivocarse.

¿Acaso ni le abrieron la llave del presupuesto a López Obrador y sin control ni planeación simplemente porque lo ordenó? ¿Por qué entonces no criticaron?

Además, ¿acaso no fueron algunos de los ahora diputados morenistas quienes avalaron los endeudamientos de Michoacán? ¿Ya se les olvidó quienes endeudaron al estado?

Hagan memoria y ya no sigan haciéndose las víctimas que la verdad no les queda.

Y sí, se viene un año crítico para Michoacán por tanto recortes irresponsables de parte del gobierno federal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here