El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, defendió el derecho a decidir y dijo que lo defenderá en todo el mundo ante la creciente polémica en Estados Unidos y Canadá por la posible decisión del Tribunal Supremo de EE.UU. de revocar la protección del derecho al aborto.

Trudeau dijo en Twitter que todas las mujeres en Canadá tienen el derecho al aborto “seguro y legal” y que nunca dejará de proteger y promover los derechos de las mujeres en el país y en el resto del mundo.

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Mélanie Joly, declaró a los medios de comunicación que le preocupa que la posible decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos pueda tener consecuencias en Canadá y se refirió al silencio del principal partido de la oposición, el Partido Conservador de Canadá (PCC).

Hoy el PCC ordenó a sus diputados a que se abstengan de comentar sobre el borrador del Tribunal Supremo de Estados Unidos filtrado en las últimas horas y que podría revocar la protección del derecho al aborto.

La orden de Candice Bergen, líder provisional del PCC, a todos sus diputados se produce cuando el principal partido de la oposición canadiense está en pleno proceso para elegir un nuevo líder y los sectores más socialmente conservadores han denunciado que candidatos antiabortistas han sido excluidos de la campaña.