El gobierno de Italia permitirá viajar hacia y desde el extranjero a partir del 3 de junio según un decreto aprobado por el primer ministro, Giuseppe Conte, tras las restricciones impuestas para contener la propagación de COVID-19.

Al finalizar una reunión del Consejo de Ministros, Conte dijo que aprobó los lineamientos para entrar en la Fase 2 de flexibilización de las medidas sanitarias. En cuanto a los viajes al interior del país, también se podrá viajar libremente entre regiones.

Aunque algunas regiones instaron a Conte a revertir las medidas antes, consideró que se mantendrán hasta la fecha indicada para evitar una segunda ola de contagios. Las normas estarán vigentes hasta el feriado por el Día de la República de Italia, celebrado el 2 de junio.

El decreto no precisa si las medidas se flexibilizaron también para los residentes de la Unión Europea, pero medios locales dijeron el viernes que el decreto también aplica para las visas europeas.

Fuentes del gobierno dijeron al diario La Repubblica y a la agencia de noticias Adnkronos que no se obligará a los viajeros entrar en cuarentena al ingresar al país después del 3 de junio.