La “pandemia” de inseguridad que vive México no da tregua, ni siquiera en época de crisis sanitaria por coronavirus, alerta en un informe la organización especializada en solución de conflictos, International Crisis Group (ICG).

Sostiene que la competencia criminal sigue siendo feroz, la corrupción generalizada y los arreglos entre la policía y la delincuencia continúan siendo una práctica desenfrenada.

“Las tasas de criminalidad están aumentando en todo México, a medida que los cárteles se dividen en grupos más pequeños que compiten ferozmente por el territorio”, señala el documento, fechado ayer.

La perspectiva de una mejora de la situación parece aún más remota por la estela destructiva que dejará el paso de Covid-19 en el tejido socioeconómico del país.

“Al igual que a lo largo de todo México, las perspectivas inmediatas para reducir la violencia en Guerrero son desalentadoras, especialmente en un momento en el que la pandemia y sus efectos económicos amenazan con acaparar la atención oficial y drenar los recursos públicos”.