La inflación y la crisis climática impactan el cultivo del café mexicano en Chiapas, estado que genera un tercio de la producción nacional, donde los agricultores estiman que perdieron el 30 por ciento de su cosecha el año pasado por estos factores.

En México, considerado el noveno productor mundial de café por el sitio Statista, el área sembrada de café cereza cayó 0.42 por ciento anual en 2023, hasta las 698 mil 35 hectáreas, según los últimos datos disponibles del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) del Gobierno.

Mientras que las exportaciones de café sin tostar ni descafeinar cayeron 67.37 por ciento interanual en el cuarto trimestre de 2023 hasta los 24.9 millones de dólares, reporta el sitio Data México de la Secretaría de Economía.

Esto a pesar del aumento anual de 7.02 por ciento que reportó el SIAP en la producción al superar las 1.05 millones de toneladas.

En Chiapas, estado del sur del país con la mayor producción, los caficultores afirman que el año pasado perdieron del 25 al 30 por ciento de su cosecha por el clima, según expresó a EFE, Argelio Díaz Jiménez, presidente de la Cooperativa de Productores de Café (Coopcafé).