Las infecciones repetidas por COVID-19 aumentan el riesgo de muerte o de problemas pulmonares, cardíacos o cerebrales, y cuantas más veces se contrae la enfermedad parece que sube más, indica un estudio que publica hoy Nature Medicine.

Las personas pueden infectarse por segunda o tercera vez de COVID-19 a pesar de haber adquirido anticuerpos naturales después de sufrir la enfermedad por primera vez y de haber recibido vacunas y refuerzos.

La investigación de la Facultad de Medicina de Washington y el sistema de salud de Asuntos de Veteranos de St. Louis (Estados Unidos) muestra que las infecciones repetidas por coronavirus SARS-CoV-2 contribuyen a un riesgo adicional significativo de condiciones de salud adversas en múltiples órganos.

Contraer una infección por segunda, tercera o cuarta vez contribuye a riesgos adicionales para la salud en la fase aguda, es decir, los primeros treinta días después de la infección, y en los meses posteriores, explicó el autor principal de estudio Ziyad Al-Aly.

Estas consecuencias incluyen la hospitalización, trastornos que afectan a los pulmones, el corazón, el cerebro y los sistemas sanguíneo, musculoesquelético y gastrointestinal del organismo, e incluso la muerte. La reinfección también contribuye a la diabetes, las enfermedades renales y los problemas de salud mental.