Para aminorar la afectación que viven las empresas por la contingencia del Covid-19, el consejo técnico del IMSS ofreció la opción de diferir el pago de las cuotas patronales por hasta 12, 24 o 48 meses.

El importe inicial a cubrir será del 20 por ciento de la cuota patronal y del 100 por ciento de la obrera, mientras que el resto podrá diferirse hasta un máximo de 2 años, según lo convengan las partes.

Aunque el monto a cubrir en parcialidades no sufre modificación, al ser un pago recibido fuera de los plazos legales, genera actualización y recargos, con una tasa de interés mensual de hasta 1.82 por ciento.

«El beneficio de suscribir este convenio es que la tasa de interés por plazo mensual oscila entre 1.26 por ciento y 1.82 por ciento, en función del plazo elegido (12, 24 y más de 24 meses) desde el momento de su formalización», reportó el IMSS.

Agregó que para quienes cumplan oportunamente con los pagos al instituto, las multas pueden ser disminuidas en los términos previstos en el Acuerdo del Consejo Técnico 187/2003, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 15 de julio de 2003.