El huracán Genevieve, que este martes se intensificó a categoría 4, mantiene en alerta a cinco estados del occidente mexicano con un total de ocho millones de personas en riesgo, informaron autoridades federales.

Genevieve está a 405 kilómetros al oeste-suroeste de Manzanillo, Colima, y 580 kilómetros al sur-sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, la región que corre más peligro y en donde azotaría si cambia ligeramente de trayectoria, advirtió Jorge Zavala, coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“Mucha atención a la trayectoria en las últimas horas porque aún estamos a más de 24 horas de que esté en el punto más cercano a Baja California Sur y pudiera modificarse la trayectoria y tener un mayor acercamiento a esta región con el consecuente mayor impacto”, manifestó.

Genevieve, el séptimo ciclón de la temporada en el Pacífico, tiene vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, rachas de 260 kilómetros por hora y un desplazamiento de 24 kilómetros por hora, “mayor al promedio”, señaló Zavala.

Esto traerá “lluvias intensas” de 75 a 150 milímetros en Michoacán, Colima, Jalisco, Nayarit y Baja California Sur, estados del occidente donde habrá oleajes de hasta cinco metros de altura, añadió el meteorólogo en rueda de prensa.