Greenpeace México voló este Día de la Tierra un globo aerostático con el mensaje “exceso de contaminación” frente a la central termoeléctrica de Tula, ubicada a una hora de la capital mexicana y que, aseguraron, produce en torno a 16 mil muertes prematuras cada año.

“Esta es una central termoeléctrica que utiliza combustóleo, lo que produce emisiones muy grandes de dióxido de azufre, de carbono negro y de material particulado PM2.5, que tienen implicaciones muy graves para la salud humana y para el medioambiente”, dijo a Efe el especialista en energía y cambio climático de Greenpeace, Pablo Ramírez.

La acción pacífica tuvo lugar en la mañana de este jueves en un terreno frente a la central de Tula “Francisco Pérez Ríos” en el que se ubicó el globo con una etiqueta de advertencia como las usadas en los alimentos industrializados.

Con esto, quisieron transmitir que en este lugar se quema combustóleo con contenido de 3.9 por ciento de azufre en masa, rebasando el límite establecido por ley, que es de 2 por ciento.

Además, Ramírez aclaró que estas instalaciones son solamente un ejemplo de las muchas que existen en el país, que se está viendo rezagado internacionalmente en la transición energética debido al rumbo que esta tomando el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en esta materia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here