Bernardo López Rosas

Al menos 11 periodistas han muerto durante el sexenio del presidente Obrador. Esto responde al cuestionamiento que hizo la presidenta espuria de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, quien al estrenarse en el cargo negó de forma irónica el deceso de estos comunicadores.

Quiénes eran estas personas. Aquí un pequeño homenaje.

Jesús Alejandro Márquez Jiménez fue asesinado en Nayarit el mismo día de la toma de protesta del presidente López. El fundador del portal “Orion Informativo” informaba sobre nota roja, casos de corrupción e irregularidades de fondos públicos. Fui visto por última vez mientras comía con su familia.

Rafael Murúa Manríquez fue encontrado muerto el 20 de enero de 2019. Fue director de la radio comunitaria Radiokashana y miembro de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc).

Samir Flores Soberanes fue un activista y principal opositor de la termoeléctrica Huexca. Fue asesinado el 20 de febrero de 2019, en la entrada de su casa. Era originario de Amilcingo. Fue el fundador de la Radio Comunitaria de Amiltzinko 100.7 FM. Formaba parte del Comité de Padres de Familia de la escuela del centro de Amilcingo.

Santiago Barroso, fue presuntamente asesinado por un crimen pasional, en San Luis Río Colorado, Sonora. El periodista murió en el hospital, luego de recibir tres disparos.

Telésforo Santiago Enríquez, profesor y activista en una radio comunitaria, fue emboscado y asesinado a balazos en el municipio de San Agustín Loxicha, Oaxaca. Fue promotor y defensor de las lenguas originarias de la región, también hacía crítica contra las instituciones oficiales.

Francisco Romero murió por disparos de arma de fuego en la colonia Ejidal, Playa del Carmen. Era director de la página informativa “Ocurrió Aquí” y cubría nota roja en el municipio.

Norma Sarabia murió luego de recibir varios impactos de bala, frente a su domicilio en Himanguillo, Tabasco. Colaboraba en Diario Presente, El Sol del Sureste, Tabasco Hoy y Diario Avance. La periodista cubría policiaca, robos, faltas administrativas y desapariciones.

Rogelio Barragán fue asesinado y su cuerpo localizado dentro de una cajuela de un vehículo en Zacatepec, Morelos. El rostro del periodista registró rastros de ácido. Era empresario y dueño de una inmobiliaria.

Edgar Alberto Nava López, administrador de la página Facebook “La Verdad de Zihuatanejo” fue asesinado a balazos. El portal se dedicaba a difundir información del gobierno municipal, además de nota roja.

Jorge Celestino Ruíz Vázquez fue asesinado en Actopan, Veracruz. Reportero de El Grafico, en Xalapa, había denunciado amenazas de muerte, además padeció una agresión con disparos de arma de fuego.

Nevith Condés Jaramillo fue asesinado en Cerro de Cacalotepec, Estado de México. Al recibir amenazas de muerte, el periodista fue incorporado al Mecanismo de Protección a Periodistas, sin embargo no se concretó la medida.