Locatarios reanudaron la venta de pollo en Chilpancingo, tras varios días de escasez por la violencia que ha dejado al menos tres comerciantes muertos en los últimos días.

Alrededor de 24 puestos reabrieron en el Mercado Baltazar R. Leyva Mancilla en medio de un operativo de vigilancia de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado de Guerrero.

La alcaldesa de Chilpancingo, la morenista Norma Otilia Hernández, señaló que 100 marinos llegarían para reforzar la seguridad del municipio, pero hasta el momento no se les ha visto en el mercado.

Pese a reabrir los locatarios llevaron menos mercancía de la normal por temor a que no se les venda o deban volver a cerrar por la violencia. Tampoco saben si mantendrán la venta en días posteriores.

Derivado de la situación el pollo se vende a un precio mucho mayor al de hace unas semanas. Los comerciantes aseguran que es porque de cinco distribuidores solo uno está trabajando.