La minera Grupo México alegó que no existen pruebas científicas que comprueben afectaciones ambientales o de salud en las inmediaciones del Río Sonora, contrario a lo señalado en conferencia esta mañana por Jorge Alcocer, Secretario de Salud.

Por medio de un comunicado, la empresa afirmó que el derrame con solución acidulada de cobre de la mina Buenavista del Cobre, suscitado en 2014, se atendió bajo las instrucciones y supervisión de la Semarnat, la Profepa y la Cofepris.

“Actualmente, no existe prueba científica que vincule afectaciones al estado de los recursos naturales o la salud en la zona con aquellos hechos.

“Mediciones de la calidad del agua del Río Sonora posteriores al incidente han sido incluso más bajas que las de 10 o más años antes de que ocurriera”, aseguró la compañía en el documento.

Añadió que por cinco años se ha realizado un programa de monitoreo con muestras tomadas en pozos de la región, en colaboración con Conagua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here