La Fiscalía de París ha abierto una investigación por las dos falsas alertas de bomba que obligaron a evacuar la emblemática Torre Eiffel y sus alrededores el pasado sábado, informaron a EFE fuentes judiciales.

La Fiscalía de París ha remitido a la comisaría del distrito 7 una investigación sobre amenazas de cometer delitos contra las personas y divulgación de información falsa con el fin de hacer creer que se van a cometer o se han cometido destrozos peligrosos para las personas”, indicaron a EFE dichas fuentes.

Esas infracciones están castigadas con penas de hasta dos años de cárcel y multas de 30 mil euros, según la legislación francesa.

Las alertas las identificó la plataforma Pharos del Ministerio de Interior, encargada de señalar posibles delitos en la red. En concreto, estas dos potenciales amenazas se encontraron en los sitios de internet jeuxvideo.com y moncommissariat.fr.

La primera alerta saltó alrededor de las 13:00 h  del sábado y no se levantó hasta las 15:30 h, un tiempo en el que la Policía desplegó a artificieros y se evacuó tanto la Torre Eiffel como las zonas cercanas por precaución.